Nuevos tiempos, nuevas promociones, nuevo turismo

Ante la pandemia que nos azota y que ha destruido todo el ecosistema turístico actual, en el que éramos los reyes, con una posición de primer orden y 84 millones de turistas que así lo atestiguaban año tras año, hemos pasado a un nuevo orden turístico mundial donde todos los países parten de cero y donde España, y Sevilla en particular, tendrá que comenzar a hacer los deberes sin mirar al pasado y a sus glorias que ahora valen de poco.
Ahora importa el presente y la nueva realidad donde, ante todo ,debemos trabajar la conectividad, como vienen los turistas a Sevilla; desechado el panorama aéreo a corto plazo, asumiendo el cierre de fronteras, tan solo nos queda el turista de interior y de países limítrofes: Portugal y Marruecos.
Este diagnóstico es compartido por todo el sector y las administraciones y en ello se está trabajando, iniciando unas nuevas maneras y formas de promoción adecuadas al nuevo turista y sus nuevas formas de comunicación, basadas en las redes sociales casi en exclusividad y en medios de comunicación digitales a los cuales hay que sumar blogueros e influencers.
Un buen marketing digital profesional y continuo se vuelve esencial, un reconocimiento de los valores que nos definen a nivel planetario es decisivo; en el caso de Sevilla yo lo centraría en la experiencia de vida, el disfrute, el ocio y los sevillanos. El flamenco, nuestro patrimonio inmaterial, y la tapa como diseño culinario de primer orden, junto con la calidad de nuestros productos y la interpretación que hacen nuestros cocineros.
Patrimonio sí, pero en segundo lugar, para otra etapa; la gente quiere vivir y ser vivida, quiere felicidad, alegría y confraternizar, aquí somos reyes y no tenemos competencia, centrémonos en este apartado.
En segundo lugar, ofrezcamos garantías sanitarias, despejemos reservas mentales y miedos del destino Sevilla: sistemas de control, tomas de temperaturas, cupos de visitantes y sobre todo nuestra magnífica planta hospitalaria privada. Hagamos una alianza con el sector sanitario privado, demos la máxima garantía al turista de la prevención y de nuestra planta de profesionales médicos.
En definitiva, creo que las circunstancia, nos abocan a menos turistas pero de mayor calidad, turistas que podamos controlar su número y al cual podamos ofrecer productos a medida y con mayor cualificación y rédito económico. Es un reto, abordémoslo entre todos, porque MENOS ES MÁS.

Gustavo de Medina
CEO de Ibersponsor

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Twitter